mar. Jul 16th, 2019

cigarrillos anuncian el aumento de sus precios

Aumentan los cigarrillos y hay marcas que cuestan más de $110

Incremento de precios del atado de cigarrillos debido a la inflación.

El mismo día en que se conocerá la inflación de abril que se mantendría en un índice cercano al 4%, la principal fabricante de cigarrillos del país aplicó un nuevo incremento en el precio de sus marcas.

Se trata de la empresa Massalin Particulares, que acaba de informar una suba del 5% en promedio argumentando la necesidad de «hacer frente al aumento en su estructura de costos».

Es el tercer aumento en lo que va del año si se tienen en cuenta los retoques del 6% en enero y del 7% en marzo con lo cual el incremento acumulado ya supera el 20% en estos primeros cinco meses del 2019.

Según el comunicado difundido por la compañía, en el caso del Marlboro pasará a costar $86 en su versión KS, y $92 en su versión box. En el caso de Philip Morris, habrá que pagar $81 para su versión KS y $86 para la box, mientras que la marca Chesterfield ahora cuesta $75 en su versión KS y $80 en su versión box.

La marca L&M, costará $68 en su versión KS, en tanto que otras marcas como Benson & Hedges, Parliament y Virginia Slims se venderán a $100 en su versión box de 20 cigarrillos.

Pero a estos incrementos se les debe agregar el plus que cobran los comercios para vender cigarrillos argumentando que se trata de un producto de escaso margen. Según la zona y el local, ese valor extra puede oscilar entre los $5 y los $10, lo cual ya ubica al valor de un atado largamente por encima de los $100.

«La compañía desea recordar que el sector tabacalero soporta en la Argentina una alta presión fiscal, cercana al 80% del precio de venta del producto al consumidor, nivel se ubica entre los más elevados a nivel mundial», asegura en el comunicado Philips Morris.

La empresa también hace referencia a la prohibición de modificar estos precios en los puntos de venta, citando la Resolución N°110/1991 del Ministerio de Economía de la Nación, régimen incorporado a la Ley Nacional N° 24.674/1996.

Se trata de una norma que no se respeta en casi ningún lugar del país si se tiene en cuenta que los consumidores de cigarrillos deben abonar un plus que va entre los $5 y hasta los $10 y que fue establecido por los comercios con la excusa de que se trata de un producto con poco margen.

La constante suba de precios y la recesión de la economía también impactaron en la industria tabacalera, donde ya se registra una caída de las ventas y un traslado del consumo hacia las marcas de más bajo precio.

Fuente: IProfesional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Política