Sidebar

20
10. 2018

De profesión, agricultor ecológico

Ecología
Tipografia

La ecología es tendencia, y no se trata de una moda pasajera. La opción de la vida natural ha llegado para quedarse, y las profesiones relacionadas con este nuevo estilo de vida pueden ser una interesante opción laboral. Idealmente, para conjugar compromiso ambiental y forma de vida.

La ecología es tendencia, y no se trata de una moda pasajera. La opción de la vida natural ha llegado para quedarse, y las profesiones relacionadas con este nuevo estilo de vida pueden ser una interesante opción laboral. Idealmente, para conjugar compromiso ambiental y forma de vida.

 

Cuando se dice que lo verde es tendencia no significa solamente que está de moda ser más respetuosos con el entorno y dejar las prácticas de producción más invasivas, que priman la productividad y el beneficio por encima de los tan necesarios valores ambientales. También significa un cambio de paradigma que se traduzca en nuevos puestos de trabajo y en, en suma, en una riqueza económica perfectamente compatible con ese giro ecológico.

En este sentido, la agricultura bio es un campo laboral interesante por el buen momento que vive el sector de la alimentación ecológica e igualmente por la posibilidad que brinda a personas comprometidas con el medio ambiente de poder ganarse la vida aplicando métidos de producción respetuosos con el entorno.

Amor por la naturaleza

Aunque se pueda ser agricultor ecológico sin amar tu trabajo, lo más frecuente es que ame la naturaleza y sea un excelente técnico que conoce su trabajo a nivel técnico a la perfección o, al menos, aspira a hacerlo.

Aún así, también hay que tener en cuenta que los sectores que son sinónimo de negocio atraen a muchos interesados en sacar provecho de la oportunidad económica sin tener vocación alguna. Y, sea como fuere, una formación en agronomía o basada en la experiencia de otros agricultores ecológicos veteranos y vivir la profesión con pasión es fundamental para conseguir los mejores resultados.

¿Qué lo hace diferente?

¿Pero, qué diferencia a un agricultor convencional de un agricultor bio? La misma que pueda haber entre la agricultura más típica y la agricultura ecológica. Básicamente, para iniciarse en este tipo de agricultura, la regla de oro es no utilizar productos químicos de síntesis, utilizar abono orgánico, hacer rotación de cultivos y conseguir un ecosistema en el que la biodiversidad logre su equilibrio.

El objetivo es aprovechar el equilibrio ecológico de la misma naturaleza para ahuyentar o prevenir plagas, cuidando especialmente las especies polinizadoras y utilizando en su favor las malas hierbas para preservar y garantizar esa rica biodiversidad.

 

Fuente: Reuters